Receta de ojos sangrientos

Disfruta de los exquisitos ojos sangrientos. Una dulce receta para Halloween.

Receta de ojos sangrientos

A pesar de su aspecto horripilante, estos ojos sangrientos tienen un sabor delicado y exquisito. Este postre es una perfecta receta para Halloween y es muy fácil de preparar. Será un perfecto broche de oro para una cena terrorífica.

Ingredientes de los ojos sangrientos

  • 1 sobre de gelatina sin sabor
  • ½ litro de crema doble (nata para montar)
  • 250 gramos de queso de Burgos
  • 100 gramos de leche condensada
  • guindas en almíbar
  • chocolate fundido
  • colorante rojo para alimentos

Coloca la leche condensada y la crema doble en la licuadora y licúa por 6 minutos aproximadamente a velocidad baja.

Añade la gelatina y licúa por 10 segundos a velocidad máxima.

Agrega el queso y licúa por 30 segundos a velocidad máxima.

Coloca la mezcla en una cubetera para cubitos redondos, ligeramente untada con rocío vegetal para que no se peguen.

Refrigera durante 3 horas. Cuando estén bien firmes desmolda los ojos sangrientos con ayuda de un cuchillo de punta.

Decora con trocitos de guinda que formarán el iris y una gotita de chocolate fundido para hacer la pupila. Con un palito haz las venas del ojo y vuelca colorante rojo en las grietas, quedarán como ojos inyectados en sangre. ¡Buon apetit y happy Halloween!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *